Carta a la tolerancia…

Toc, toc ¿se puede? Tenía ganas de hablar contigo desde hace tiempo. Tenía ganas de contarte como me siento, y gritarlo a los cuatro vientos… desde la luna hacia Marte. Me siento ansiosa por dentro, pensativa, recelosa, y sin embargo capaz, para estar hoy escribiendo. ¿Qué es lo que preocupa?, seguro preguntarás, es simple y a la vez complejo: la ausencia de lo que nos hace médicos. ¿Y qué es lo que nos hace médicos? ¿Las notas, los trabajos, una bata blanca impoluta? Nada de eso. Lo material al final siempre se disuelve, dejando al descubierto nuestras verdaderas capacidades. Siempre pensé que dentro de todo estudiante de medicina existirían unos dogmas basados en el respeto y la tolerancia, pues al fin y al cabo, nos hacemos médicos por ciencia pero también por humanidad ¿No?. Que ilusa. A lo largo de estos años he podido comprobar, tristemente, como la realidad es bien diferente. Esta vez no hablo del trato hacia los pacientes, sino entre nosotros mismos. Si no nos respetamos ni entre nosotros, ¿Qué estima esperamos obtener de los demás? No es una cuestión derivada de llevar bata blanca (aunque para algunos sí lo sea) es una cuestión de moralidad. Me compadezco de todos los que dedican su tiempo a desprestigiar al compañero, en vez de intentar mejorar ellos mismos. Sí, compadezco, porque entiendo que para llegar a ese punto, tienen que tener un conflicto importante con su yo interno. Llámalo envidia, llámalo infelicidad, inseguridad, frustración o ira… no vamos a ponerle un apellido concreto, pues hay un gran abanico de posibilidades. ¿Esas son cualidades permisibles para una persona en la que los demás confían su salud a ciegas? La respuesta es evidente, hasta para ellos mismos… Pues, se puede engañar fácilmente a los demás, pero calmar a las bestias del pensamiento, ay amigo, eso es más complicado.

Dentro de muy poco seremos oficialmente médicos y sin embargo sé que algunos rezarán porque me caiga y no me levante. Otros seguirán con sus burlas y sus bromas de preescolar, ya que son elementos obligados para el crecimiento de su autoestima. Otros, como siempre, criticarán cada paso que demos, sea en la dirección que sea, pues es lo único que pueden hacer desde su posición de observadores. Y mientras tanto yo seguiré por aquí, luchando por lo mío, y escribiéndole a la tolerancia, para ver si algún día viene y es capaz de inundarlos a todos con su gracia.

Idiopática

Nunca es tarde para mejorar y reflexionar sobre uno mismo. ¡Suerte!

tolerancia-cero-con-las-agresiones-al-personal-medico_image_380

Anuncios

Querida yo estudiando el MIR…

Hoy  me apetecía hacer una entrada diferente; hoy… el cuerpo me pedía hablar desde mi más auténtico yo, quizás un poco personal e íntimo, pero igualmente necesario. Hoy es uno de esos días en los que miro hacia atrás y pienso: cuanto ha llovido. Y mira si ha llovido, que para obtener los frutos con los que ahora cuento, ya ha tenido que caer agua… Y como sabemos, el agua a veces viene acompañada por truenos, granizo y toda condición adversa que podamos imaginar. Pero como bien dice el dicho “después de la tormenta siempre viene la calma”. Y que razón lleva…

falsaria1455902529mirandoalmar2

Últimamente me invade la nostalgia. ¿Por qué? Quizás solo sea un síntoma del inminente comienzo, mezclado con algunas conversaciones que he estado manteniendo con otras compis blogeras… O quizás empiece a sentirme “mayor” y parte de mi niña interior se esté anticipando a la añoranza de “la vida irresponsable”, cual Peter Pan. Sea cual sea, no hace mucho yo me encontraba a mitad de la carrera, imaginando a mi yo del futuro en el MIR: por aquel entonces me parecía que no llegaría nunca. Y de repente, ZAS… delante de mis narices. Ha pasado de estar en el horizonte a ser una realidad. En ese sentido podemos comparar el MIR con la estenosis aórtica (un poco friki, si, pero ¿Y quien no lo es?): permanece oculto y silente todo el tiempo, hasta que un buen día sin avisar decide hacer alarde de presencia y entonces, tenemos que actuar.

Sigue leyendo

Mi método de estudio

Buenas a todos, en este nuevo post traigo una de las entradas que había comentado anteriormente que tenía ganas de hacer. Seguramente sea la persona 87.932 que escribe acerca de este tema, y quizás no la más adecuada para servir de ejemplo, pero solo quería hablaros desde mi experiencia, y a su vez estaría encantada de leer vuestras opiniones y consejos en los comentarios, para así ver todos los puntos de vista  🙂  

ESTUDIAR_A_ULTIMA_HORA

Sigue leyendo

Entrar en Medicina ¿Sueño o realidad?

Buenas a todos los queridos lectores de este blog, ante todo decir que estoy muy agradecida de la acogida que ha tenido mi pequeño rinconcito en este mundo, lo que acrecenta mi motivación de seguir adelante con este proyecto personal. Es una enorme satisfacción poder hablar de un tema tan importante en mi vida y compartirlo con otras personas con los mismos intereses. 

Hoy me apetecía montarme en la maquina del tiempo y retroceder un poco hacia el pasado… nada más y nada menos que 6 años atrás, cuando conseguí uno de los sueños de mi vida: entrar en esta hermosa carrera. Se que no es un tema que concierna al MIR especialmente, pero también de vez en cuando me gustaría tratar de lo que he vivido antes y durante la carrera de Medicina. Creo que es un buen ejercicio de reflexión para los que hemos pasado por esto, y que a la vez puede de servir de trampolín para los que están en ello.

4368186_orig

Sigue leyendo