Recopilación de consejos MIR

Hola a todos 🙂 Hoy he querido hacer esta entrada porque, aunque -evidentemente- aún no puedo hablar desde mi experiencia, si que he leído muchos blogs de anteriores mires y todos -mas o menos- solían coincidir en los mismos puntos. Con todo lo que he leído durante años, unido a mi propia visión y a los típicos consejos que siempre dan las academias en sus vídeos y charlas, me ha parecido una buena idea hacer este recopilatorio de consejos MIR para todo aquél que ande un poco más “perdidillo” en el asunto, o simplemente le guste leer sobre estas cosas (como en mi caso). 

consejos-reputacion-online-2

Sobra decir que también estaría encantada si cualquier persona quisiera compartir su experiencia personal mediante los comentarios, o mostrar su acuerdo/desacuerdo con lo aquí dicho. Sin más, allá vamos: 

  1. Elegir el método que mejor vaya con tu forma de estudio. La primera decisión a la que se tiene que enfrentar todo aspirante al MIR. No existe la academia perfecta, pero si puede ser la academia perfecta PARA TI. Saber lo que quieres, lo que necesitas que te aporten y como te ves estudiando el MIR. 
  2. Hacer caso a lo que te aconseja tu academia  y seguir su plan de estudio. Ya que has elegido el mejor método para ti, que menos que seguir sus pautas. Si tu academia te recomienda hacer x horas de estudio y x horas de test, no lo cambies (salvo excepciones). Además, todas las academias dejan personalizar el estudio en función de cada situación personal y necesidades particulares. Ejemplos: alumnos con alto rendimiento podrán dedicar más tiempo a conceptos más difíciles y menos repetidos en el MIR, pero alumnos con un rendimiento menor deberán seguir afianzando los conceptos básicos y más preguntados de cada uno de las asignaturas. No hay 2 opositores iguales,  por lo que no hay 2 mires iguales. 
  3. Rentabilidad a la hora de estudiar ¡Deja atrás la facultad!. Es muy importante que entendamos que el MIR no tiene temario, por lo que pueden preguntar cualquier cosa de la medicina… Esto nos lleva a la conclusión de que NO podemos memorizar todo, por lo que aquí entra el concepto de rentabilidad: en el MIR todo puede caer, pero no todo es igualmente probable que caiga. Por eso, la forma de estudiar que recomienda todo el mundo es: lectura comprensiva + razonamiento lógico + memorización de lo más importante. Hay que aprender a identificar en que tenemos que parar y perder un poco de tiempo, pero también aprender a pasar de lo demás sin sentir remordimientos. Esto al parecer, es algo que al principio le cuesta a mucha gente, porque estamos acostumbrados a intentar abarcar un temario entero en la facultad y eso nos rompe nuestros esquemas. 
  4. Hacer muchísimas preguntas test. Las preguntas test cumplen varias funciones muy importantes: valoran nuestros conocimientos, nos entrenan en las técnicas de test, son un gran medio para repasar asignaturas que has estudiado hace tiempo, y para aprender a mantener la concentración y coger velocidad para el día del MIR. Los test son IGUAL de importantes que el estudio. Hay gente que reconoce que en algún momento de la preparación dejó los test de lado por dedicarle más tiempo al estudio y la mayoría coinciden en que fue una mala decisión y que eso se vio reflejado en posteriores simulacros. El MIR es un examen test, por lo tanto, la única forma de entrenarse para el es haciendo test y más test. La teoría es la base, los cimientos, pero para tener la casa entera es necesario practicar. 
  5. Hacer todos los simulacros y no dejar ninguno sin corregir. La mayoría de la gente coincide en que los simulacros es la mejor herramienta para evaluar tu progresión, por lo que es aconsejable no faltar a ninguno (o en caso de necesidad, lo menos posible). Otro aspecto en el que se hace hincapié, es en la importancia de hacerlos presencialmente en las sedes, si tienes esa posibilidad. Esto es porque en las sedes de las academias, suelen crear un ambiente bastante parecido al del día M, y te sirve de entrenamiento para ir acostumbrándote: lidiar con los ruidos de otras personas, tener que llevarte la documentación y todo preparado, tener que estar sentado y concentrado al máximo 5h en un entorno no familiar, ajustarte a un tiempo estricto etc. Por eso el día del MIR podrá parecerte otro simulacro más. Si los realizas en tu casa o en una biblioteca, no vas a tener ese “entrenamiento extra”, por lo que es recomendable ir a la sede siempre que se pueda. Y lo más importante de todo: corregir los simulacros “Simulacro no corregido, simulacro inútil“. Esto es uno de los dogmas más importantes del MIR, y tiene sentido que así sea pues, ¿De que sirve acertar en algo por suerte y no saber porque has acertado? ¿De que sirve fallar una pregunta si luego no aprovechas ese fallo para aprender? En mi academia por ejemplo, la corrección del simulacro se hace allí mismo justo después de terminarlo, cuando tenemos las dudas frescas, lo cual es lo mejor que se puede hacer (bajo mi punto de vista). 
  6. Perfeccionar la técnica del subrayado. Muchos estamos acostumbrados a tener los apuntes subrayados de arriba a abajo, con miles de colores y estilos. Pero, para el MIR, las academias recomiendan generalmente subrayar solo lo que no sabes, lo que no puedes deducir y que además sea relevante para el MIR. Lo que se persigue con esto, es que en la siguiente vuelta, cuando vayas a estudiar a fondo lo que has subrayado previamente, sepas identificar al instante que es más importante y que es lo insignificante. Ahorra tiempo y estudio. 
  7. Tener un cuaderno/libreta/bloc para apuntar los fallos más importantes y/o frecuentes que cometas en los simulacros y test. Se apunta el concepto, no la pregunta en sí, pues es el concepto el que se repite. Esto lo he visto recomendar a algunos ex-mires,  y sinceramente me parece una idea fantástica. Al fin y al cabo, es como tener un maxi-resumen de los conceptos más preguntados, personalizado según tus errores. 
  8. Utilizar post-it o cualquier elemento llamativo para apuntar los conceptos más rentables y “olvidables” de cada tema. Al final, mucha gente acaba con una colección de post-it en la pared/corcho digna de ver jaja. Es interesante, ya que si lo utilizas para apuntar las cosas que suelen olvidarse siempre (como por ejemplo: cifras del hemograma y bioquímica, TNM, clasificaciones, criterios etc) al final de tanto mirarlas cada día, te las sabrás mucho mejor. 
  9. Asistir a todas (o cuantas más mejor) clases de tu academia. Las clases sirven de repaso de lo que has estudiado (al menos en la mía). En nuestro caso las clases son uno de los pilares del método, y es imprescindible asistir a ellas (o en su defecto verlas online) para afianzar lo que has estudiado ese día. Además, es una forma “pasiva” de asimilar información, que creo que se agradece tras estar todo el día sin moverte del escritorio. También es importante aprovecharlas para resolver las dudas o los conceptos más difíciles que no has podido entender solo en casa, y que el profesor seguramente lo explique con otro enfoque mucho más sencillo. Los profesores de las academias -ya no hablo de la mía, sino en general- son excelentes, porque están contratados específicamente para ello. No tiene nada que ver con las clases de la facultad, por lo que en este caso no hay “excusa” para no sacarles partido. 
  10. Desarrollar tu propio método parar afrontar los simulacros. He leído a mucha gente y cada uno tenía su propio “ritual” de simulacro: a unos les gusta empezar por las preguntas con imagen, para quitárselas de encima cuanto antes, y sin embargo otros aconsejan empezar por las preguntan sin imagen, porque generalmente son menos difíciles y más rápidas de hacer, por lo que si empiezas el test con buen ritmo te va a dar una sensación de tranquilidad muy beneficiosa. Además, aconsejan dedicar aproximadamente 1 minuto por pregunta, cosa que al principio se hace muy difícil, pero que poco a poco se va perfeccionando. Esto es, para intentar hacer el examen en menos de 5h (en MIR Asturias dan solo 4h) y que el día del MIR no te falte tiempo. Muy importante ir pasando la plantilla de respuestas en bloque (de 20 en 20, de 50 en 50 etc) y nunca al final del examen, para evitar disgustos por falta de tiempo. También igual de importante es -antes de empezar a contestar nada- cerciorarse de que no te falta  ninguna página del examen y que todo está correcto, luego firmar la plantilla de respuestas SIEMPRE. También se recomienda tener cuidado con las preguntas estilo: señala la más importante, o la menos importante, o la falsa… que pueden dar lugar a equívocos, por eso es una buena técnica tener un subrayador o boli, con el que marcar las palabras clave y así  evitar esos errores tontos que a todos nos ha pasado (y dan mucho coraje). En general, se recomienda dejar el menor número de preguntas en blanco posible. Antes se decía: “se contesta siempre que se dude entre 2,3 o 4. Y no se contesta si se duda entre 5”. Ahora, como han pasado de 5 a 4 respuestas posibles, creo que la mayoría de las academias recomiendan contestar siempre, salvo excepciones (aunque de esto es algo que no estoy muy segura pues es algo relativamente nuevo). Y a modo de resumen, en los simulacros, al fin y al cabo, es ir probando diferentes cosas hasta dar con el método que mejor le funcione a cada uno, porque -como siempre se dice- cada persona es un mundo y no lo que a uno le vaya bien le tiene que ir bien a otro. 
  11. Repasar lo que has estudiado al final del día, es la mejor lucha contra el olvido. En mi academia, el repaso se hace con las clases diarias de 7 a 10 pm (en el intensivo) y los viernes durante el curso de sexto. En el resto de las academias, como tienen una clase a la semana, supongo que el repaso (quien lo haga) es por cuenta propia en casa. Yo creo que sea cual sea el método, es importante repasar, porque siempre he pensado que si no repasaba era una forma de “perder lo estudiado”. Además, el MIR es una carrera de fondo, y la meta está muy lejos de la salida, por lo que -al menos en mi caso- sin repasar creo que no podría mantener un buen nivel de conocimientos durante toda la preparación. 
  12. Tomar breves descansos entre las horas de estudio. Recalcar lo de breve, porque estar 1h mirando el facebook no es descansar, es perder el hilo de lo que se estaba haciendo jaja. Es importante parar, para controlar la fatiga y poder mantener la concentración sin decaer, pero siempre controlado el tiempo. Y en esto siempre sale a relucir el tema de las redes sociales, gran enemigo del estudiante MIR. Lo ideal sería apagar el móvil (o ponerlo en modo avión), no tenerlo encima de la mesa, quitar el Internet, etc. En definitiva, cualquier medio para evitar tentaciones. 
  13. Proponerte una rutina y respetar ese horario. Un horario asimilable y que puedas mantener durante meses, que -somo se ha comentado antes- el MIR es una carrera de fondo. Al final, cuando lleves varias semanas respetando las horas que te has marcado, será menos duro levantarse temprano y mantener los tiempos de estudio, pues te acabarás acostumbrando. También es verdad, que mucha gente cuenta que llega un momento de agotamiento “en el que no pueden más” y necesitan romper un poco con la rutina. Además, te tendrás que ir adaptando a las exigencias de cada vuelta, ya que tienen unos objetivos diferentes. Pero lo más importante para lo que sirve esto, es para no pegarse atracones unos días y estar otros tan agotados que no puedas hacer nada. Es mejor el trabajo diario, constante y dando “pequeños pasos” que se vayan sumando día a día. 
  14. No obsesionarse con los percentiles, y evitar hacer comparaciones con los demás. Todas las academias cuentan también con herramientas que te dicen tu nivel con respecto a tu grupo y al total de alumnos. La mayoría de los mires recomiendan tomarse esto como algo orientativo y no obsesionarse con estar entre los mejores percentiles. Es algo difícil, porque ves ahí los datos y es imposible no pararse a analizar y compararse con los demás, pero hay que pensar que en tu grupo no van a estar todas las personas que se van a presentar al MIR, por lo que hay que verlo como eso, “una muestra orientativa” y nada más. Que si, que a todo el mundo le alegra subir de percentil y le entristece bajar, pero eso no va a predecir lo que pase el día del MIR. 
  15. No hundirse por bajar muchas netas en su simulacro. Los fallos de hoy son los aciertos de mañana. Esto es algo que leí una vez y se me quedó grabado en la mente, porque es la pura verdad: siempre se puede sacar algo bueno de un mal examen, y es que, lo que falles ese día serán futuros aciertos, porque te pararás en ellos y podrás aprender esos conceptos que te cuestan. Además, hasta el número 1 del MIR tiene simulacros horribles, todo el mundo experimenta subidas y bajadas y hay que aprender a sobrellevarlo (incluida yo jaja). Esto es porque las academias ponen exámenes con dificultades muy dispares (para que sepamos enfrentarnos a cualquier cosa) o por aspectos personales de cada uno. En conclusión: todo el mundo va a fallar y a caer, y lo importante es estar preparado para que en ese momento, sepas sacarle partido a los fallos.  
  16. Trabajar las imágenes clínicas. Cada año las preguntas con imágenes se han hecho más numerosas y no solo eso, si no que aumentan el número de preguntas con imagen en las que es necesario interpretar la imagen para responder a la pregunta. Anteriormente, la mayoría de las imágenes eran simples acompañantes de la pregunta, la cual se podía contestar sola. Por eso, ahora más que nunca es importante saber interpretar las imágenes clínicas, con lo que quizás estamos menos familiarizados en la carrera. Supongo que todas las academias poseen herramientas que te facilitan esto. En mi caso, contamos con la aplicación de PictioMIR que contiene miles de imágenes de cada asignaturas, con su correspondiente explicación. Además tenemos algunas clases exclusivamente dedicadas a imágenes. En cualquier caso, NO pasar de largo las imágenes, porque están cobrando una importancia creciente en el MIR.  
  17. Utilizar a los tutores. Son personas que generalmente han pasado el MIR hace poco, que entienden mejor que nadie tu situación y que pueden sacarte de atolladeros desde su visión objetiva. Según testimonios, hay personas que no utilizan mucho al tutor porque “les da cosa” o creen que no lo necesitan en un principio, pero luego dicen que se dan cuenta que es importante mantener el contacto con ellos porque, tarde o temprano, son de mucha utilidad. 
  18. Marcarse unos objetivos desde el principio y luchar poco a poco para llegar a ellos. Aunque la mayoría de la gente no tiene muy claro que va a hacer cuando empieza a estudiar el MIR, las academias recomiendan escribir varias posibilidades -dentro de las que mas te gusten- para que sepas cual es la meta que tienes que sobrepasar para llegar a ellas. Así, tienen una forma eficiente de monitorizar tu evolución en relación a los objetivos que te has marcado. Hay gente que durante la preparación cambia de objetivos varias veces, y no importa (es lógico), lo importante es tener algunos y saber a que distancia estás de ellos. No es lo mismo el que quiera hacer familia en córdoba que el que quiera hacer cirugía plástica en Madrid, por ejemplo. 
  19. Mantener una buena alimentación, beber mucha agua y dormir al menos 7-8h diarias. Para mantenerse a un nivel de exigencia tan alto es necesario alimentar bien al cuerpo y no llenarlo de alimentos pesados o matarse de hambre por estudiar. Si no te cuidas, no podrás dar el máximo de ti. El sueño es “sine qua non” para el estudio de mañana, por lo que habría que acostumbrarse a no trasnochar (cosa que a mi me encanta y que voy a tener que dejar de hacer) si quieres rendir al máximo. 
  20. Hacer algo de ejercicio todos los días. Parece muy difícil sacar tiempo para el deporte, después de todo lo que hay que hacer cada día, pero casi todos -al menos todas las personas de las que conozco su experiencia- recomiendan guardar aunque sea 45 minutos para salir, despejarse, correr o andar, hacer zumba, ir al gimnasio etc. Es un buen método para desconectar la mente y además, necesario para paliar el resto de horas que se pasan sentado en una silla. 
  21. Prohibido estudiar los domingos. SAGRADO. La gente que ha estudiado algún domingo suele reconocer que la semana siguiente se le hace muy cuesta arriba. Piensa que es el único día que tienes para olvidarte del MIR, como si fueras otro habitante normal de la tierra… Sal, queda con tus amigos-no MIR y no mires atrás xD, que el lunes está cerca y habrá que afrontarlo con fuerza. Estudiar el Domingo solo te va ayudar a que el agotamiento venga a por ti antes de lo esperable. 
  22. Ser positivo, relativizar las cosas y, cogerle gusto a lo que estás haciendo. Esto es algo que añado yo, pues, como siempre digo: Ya que tengo que hacer algo, al menos vamos a cogerle el gusto”. Pues eso, ya que estás estudiando, aprovecha… piensa que estás aprendiendo mucha medicina (no solo miricina, como pueda parecer al principio), que te va a ayudar a tus años de residencia y que es por lo que te metiste en esta carrera. Piensa en que este curso, además de conocimientos, te vas a llevar enormes lazos con personas que ya conocías, y con otras que conocerás de nuevo. Y algunas de esas amistades, quizás sean para toda la vida. Es lo que tiene el MIR, que une mucho ¿No?. Por último, piensa que ya eres médico, que esto es solo un mero trámite por el que han pasado miles y miles de personas, y que al fin y al cabo, en pocos meses vas a trabajar el la profesión más hermosa que existe durante el resto de tu vida 🙂 

Y hasta aquí con mi recopilación particular de consejos míricos. He puesto todos los que yo pienso que eran más relevantes de cara a los que ahora vamos a comenzar este periodo, pero si crees que queda alguna cosa en el tintero, solo tenéis que decírmelo. Muchas gracias por leerme, este blog se alimenta de vuestras visitas y comentarios, ya que el mejor regalo para una persona que escribe es saber que hay gente que le gusta leerlo. Saludos!!

Idiopática

Anuncios

10 comentarios en “Recopilación de consejos MIR

  1. Hola! Gracias por seguir mi blog y enhorabuena por prepararte el MIR! Verás que te irá fenomenal. Te agradezco si puedes pasarle a tus compis el dato de mi blog para que le echen un vistazo. Espero ayudarles en todo lo q pueda. Saludos!

    Me gusta

  2. Hola! Mucho gusto. Tal vez llegué un poco tarde a la fiesta, pero como vos, soy un poco adicto a los blogs de este tema, y puede ser que tenga que ver que también estoy preparándome para el MIR 2018, con la diferencia que lo hago desde otro país. Espero nos leamos, y pues un placer saludarte.

    Me gusta

  3. Creo que lo que dices de verle el lado positivo a esta situación es la clave para estar motivado y seguir el ritmo de la preparación con éxito. Estar 8 horas de lunes a viernes con los manuales no es algo que, a priori, entusiame a todo el mundo, pero también los materiales y las clases son diferentes a las de la facultad, el aprendizaje te sirve para resolver casos clínicos de verdad y es cuando más Medicina se aprende. Yo ya no lo hago tanto por conseguir un buen número sino por aprender todo lo que pueda y ser luego un buen profesional. Y no lo sé, eso también me motiva y me da fuerzas 🙂

    Magnifica recopilación de consejos, mañana lo imprimo y me lo pongo en el corcho de mi habitación 😉

    Me gusta

    • Tu lo sabrás mucho mejor que yo que te encuentras ahora en esa tesitura. Lo mio aún es solo “filosofear” jaja pero espero poder ponerlo en práctica. Se dice rápido, pero es que estar taaantas horas día tras día durante tantos meses, tiene un mérito enorme. Como bien dices, a priori no es algo que entusiasme a nadie, pero depende de la visión de le aporte cada uno a su camino. Me encanta tu forma de pensar, porque ya no “aprendemos para aprobar, aprendemos para saber más y ser mejores médicos”. Un besito, y gracias por leerme 🙂

      Me gusta

  4. Hola!
    Me ha gustado muchísimo tu entrada. Sobre todo el final y me lo pienso aplicar en el futuro, ya que tengo que hacer algo vamos a hacerlo con gusto, muy muy buena filosofía 🙂
    Los primeros días de academia se acercan sigilosamente y a mí me despierta todos los medios. Como ya comentaré en mi blog ando algo pensativa con todo lo que se nos viene, sobre todo porque yo vivo con una compañera de piso desde primero de carrera, que además es de mi ciudad, vamos que estamos muy unidas y ella está en otra academia y además se vuelve a nuestra ciudad para el intensivo (allí hay sede de su academia pero no de la nuestra). Todo eso me hace dar vueltas constantemente en si haré bien estando tan lejos de casa, me da miedo pensar que voy a sentirme demasiado sola…
    Bueno, felicidades otra vez por tu entrada y person por usar tu blog como desahogo jeje. Un saludo

    Me gusta

    • Buenas! Encanta de leerte de nuevo por aquí jeje. Esa frase es algo que intento aplicar en todo (ya no solo en la carrera)… porque si se que voy a tener que hacer algo, en vez de perder el tiempo quejándome o pensando que mal y tal.. pues mejor directamente a sacarle algo positivo e intentar hacerlo lo mejor posible. Así se hará más corto 🙂

      En tu caso es normal tener más miedos aún, porque vas a tener bastantes cambios este curso, es lógico que pienses así y quieras desahogarte. Es difícil coger un camino diferente de los amigos, pero yo creo que cuando empiece el curso y te vayas asentando en tu nuevo contexto, todos esos miedos se mitigaran poco a poco y verás que estás contenta con tu elección.

      Gracias por pasarte y escribirme, ya leeré tu próxima entrada! Saludosss

      Me gusta

  5. ¡Hola, hola!

    Totalmente asombrada y fascinada con el pedazo de entrada que acabas de hacer. Estoy de acuerdo con casi todo, y con lo que no estoy es simplemente porque mi forma y estudiar es algo distinta, y aparte de que yo me tengo que acomodar al MIR y a la Academia (sea cual sea esta) necesito intentar acomodar las cosas a mi método, el cual nunca me ha defraudado y espero que esta vez tampoco lo haga.

    A mi me han insistido enormemente en los domingos libres y sen mantener la cabeza arriba pase lo que pase, tal y como tu dices.

    ¡Saludooos!

    Me gusta

    • Buenas!! Me alegro que te haya gustado la entrada jeje, me ha llevado su tiempo pero era un tema que tenía ganas de tocar porque me parece super útil, al menos para mi leer a otras personas dando consejos y contando sus métodos me ha ayudado mucho a informarme bien de lo que estar por venir.

      Bueno realmente mi forma de estudiar no es como he puesto ahí. Yo estudio escribiendo, haciendome mis propios esquemas y resúmenes. Pero creo que no voy a poder a seguir con ese método al 100% porque lo veo inviable para el MIR, y como todo el mundo recomienda cambiar un poco el chic, pues eso… De todas formas eso se verá conforme vayamos estudiando y probando diferentes formas, a ver cual es la que más nos funciona. Evidentemente yo también pienso que a pesar de que hay que seguir los consejos de la academia, también hay que saber adaptarlos a uno mismo, como bien dices.

      Saludoss!!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s